viernes, 7 de octubre de 2011

Alerta



El amor puede llegar a poner clavos en tus zapatos,
fantasmas en tu sueño
y arenas movedizas en tu futuro
Y también puede ser tu única luz
en un camino de tinieblas,
la mano fuerte ofrecida
al borde del abismo

En ambos casos el amor
te crucificará.

Me dirás que es complicado
Acaso crees que para mí es fácil
escapar a su terrible
mandato?

Solo 
me defiendo
de su perverso juego buscando el atroje
donde se esconde la alimaña
desentrañando
sus enmarañados dédalos
para reconocerlo
para alimentarlo y para 
asfixiarlo

cuando proceda,
sabedora de que yo soy el regazo
que lo mece y no él,
el caprichoso párvulo que dibuja
la niebla, el sol o los temporales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario