martes, 3 de enero de 2012

Autorretrato






Más allá del negro cabello
y del jugoso labio,
más allá del brillo de las pupilas
o del carmín que enciende
el color del rostro
Más allá de la forma que el espejo dibuja,
respiran
todos los muertos de mi vida

Quienes no amé y murieron un poco
a mi paso,
quienes amé y hundieron sus pies
en las aguas densas de mi vida
y allí pidieron socorro
mientras yo volaba
alto, entre buitres y albatros
entre gaviotas y grajos.

Las inocencias que manché sin más empeño
que gozar de la estrella de plata
dibujada en la límpida lámina del charco
o de la forma oscura de la huella
sobre las primeras nieves del alba.

Más allá de lo que el espejo delata
me atormenta lo que la piel esconde
lo que choca con el hueso y lo muerde
sin piedad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario