sábado, 7 de enero de 2012

Only you...


Atrás se hunde la ciudad
como un ascua en las entrañas del mar
La autopista dibuja tentáculos fosforescentes
en el mundo en tinieblas.
Tú y yo
en silencio
únicos viajeros en el submarino de la noche
En la radio suena "Only you"
El dictador respira todavía en su palacio
custodiando el silencio
como su más preciada gema.
Cuando amanezca, mi amor,
cuando pisemos el freno
y el alba nos muestre de nuevo
la desesperanza;
volveremos a soñar
con el viejo coche
que avanza sin destino ni rumbo
mientras la radio
nos acaricia los labios
nos humedece- todavía-
con lágrimas de nostalgia
las áridas pupilas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario