martes, 18 de marzo de 2014

Ante el espejo



No soy un ser de cristal,
ni soy luz, ni agua espumosa,
ni rizo suave sobre la frente.
Dentro de la miel de mis ojos
danza el diablo; 
y bajo la bella superficie
de las dulces caracolas,
se oye furor de tempestades.
Nunca pude reir a carcajadas
sin escuchar el eco monstruoso
de mi propia risa.
Cómo ir de blanco
cuando la tierra es oscura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario