viernes, 27 de noviembre de 2015

El monstruo






"(...) y es, que en el reyno de Galicia se hallo un hombre, el cual andaba por los montes ascondido y de allí se salía a los caminos cubierto de un pellejo de lobo, y si hallaba algunos mozos pequeños desmandados, matavalos, y hartabase de comer en ellos, y era tanto el daño que hazia que los de la tierra procuraron quitar aquella bestia del mundo (...)"
Antonio de Torquemada. Jardín de flores curiosas,


Te llevo escondido
para que no te maten.
No porque me averguence de ti
que tú eres quien suelta mi lengua
cuando solo ansío dormir
sobre la sombra de otros, 
quien escribe, rabia, aulla,
y cree en los espejismos.
Quien despedazó el vestido de novia,
y quien tiró la piedra
al cristal de la oficina
donde se ahogaban empleados 
sin su engendro.
De niña vi películas de Marisol
y vi La mujer pantera.
Las primeras no me enseñaron nada,
pero la mujer que se convertía
en un gato negro
me lo descubrió todo.
Era yo.
Yo y mi monstruo.
Ella y su pantera.
Todos amaban a la dulce mujer
pero querían matar al monstruo.
También a Frankestein,
a Drácula,,
a Dorian Grey
a Mister Hyde
a King-kong
Por bueno que sea 
todos quieren matar al monstruo.
Comprende que te lleve
tan escondido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario