domingo, 13 de noviembre de 2011

Soneto optimista



A veces sopla el viento equivocado
cae la lluvia cuando no se espera
nieva en tu corazón sin primavera
se niega a florecer el dulce prado

A veces un dolor empecinado,
un ansía voraz, te desespera
A veces a la fría calavera
no la oculta el espejo enamorado

Más cuando ya la vida es un desierto
cuando apaga tu sed solo una gota
y descansa a tu cuerpo solo un lecho

Se asoma a tu ventana el mar abierto
anuncia tierra firme una gaviota
y estalla una crisálida en tu pecho

No hay comentarios:

Publicar un comentario